Las 7 Mejores Almohadas de Viaje de 2020

Guía de las mejores almohadas de viaje en 2020

Viajar puede ser una de las cosas más tediosas, sobre todo, para aquellos que lo hacen a menudo. En tal caso, necesitarás una almohada de viajes. ¿Pero cómo escoger el modelo adecuado para ti? Bueno, pues aquí tenemos una guía completa de compra de almohadas de viajes.

¿Qué son las almohadas cervicales de viaje?

¿Que són?
Antes que nada, vamos a explicarte qué son exactamente las almohadas de viajes. Una almohada de viajes es un cojín especial que está diseñado para ponerse alrededor del cuello.

Pero ¿para qué sirven? Debido a su forma en herradura, mantienen la cabeza en la posición ideal para dormir en un autobús o avión. Es decir, la cabeza erguida y sin que se tambalee a los lados. Sin embargo, su forma no siempre es de herradura, pero su finalidad es invariable. Más adelante hablaremos más a fondo de estos detalles.

Algunas de las mejores almohadas para viajes

Muy bien, te voy a dar todos los datos necesarios para escoger la almohada de viaje ideal, modelos, marcas, precios, etc. A continuación, tienes una tabla comparativa de las 3 mejores,  luego encontrarás una lista con las mejores almohadas de viaje que puedes encontrar online, y después pasaré a hacer un análisis exhaustivo de materiales, cuidados y formas de utilizarla.

Disfruta y sobretodo descansa el cuello.

Mejor almohada cervical de viaje relación calidad precio de 2020

Top 7 de las mejores almohadas cervicales de viaje

HOMIEE almohada de viaje para avión

Esta es una de las mejores opciones en el momento de buscar comodidad durante un viaje. La almohada de viajes HOMIEE tiene un diseño increíblemente cómodo, con el soporte perfecto para el cuello y la cabeza.

Está hecha de espuma con memoria, por lo que se adaptará sin problemas a la forma de tu cuerpo. En sus extremos tiene un cierre mágico que permite ajustar la almohada a cualquier grosor de cuello. Además, está disponible en varios espesores.

 

Debido a su material, se puede guardar en su bolsa especial, de forma que no ocupe mucho más que un teléfono celular. Está recubierta de una tela a base de algodón llamada Tela elástica de algodón Air, bastante aireada y cómoda. El paquete trae la almohada, su bolsa, una mascarilla para los ojos y un par de tapones para los oídos.

 

Lo mejor
  • Se dobla facilmente y no ocupa nada.
  • No se desincha con el tiempo.
Lo peor
  • Los compradores no exponen reseñas negativas.

 

 

 

Newdora almohada de viaje viscoelástica

Este cojín se vende como una de las mejores almohadas de viajes con protección cervical. Está rellena de espuma con memoria que puede volver a su forma original en 5 segundos. Es transpirable y lavable, ya que la funda se puede extraer sin problemas.

 

La funda en sí está hecha de una tela natural muy cómoda y suave, especialmente diseñada para que su contacto sea agradable. Incluye un bolsillo en el lateral, en el cual podrás poner tu teléfono móvil o cualquier otro utensilio.

La parte trasera es más ancha y tiene unos soportes más pequeños en los laterales. Éstos están ahí para impedir que tu cabeza vaya de un lado a otro durante el viaje. En sus extremos, hay un pequeño broche que los une.

 

Lo mejor
  • En la parte posterior tiene una pequeña cremallera, casi invisible que te permite desmontar el cojín para lavar la funda.
  • Puedes regular la dureza.
Lo peor
  • Muy grueso y bastante duro.

 

 

 

BCOZZY almohada de viaje para el cuello con soporte de barbilla

Esta almohada de viajes tiene un soporte especial para el mentón que se consigue gracias a sus brazos que se entrecruzan. Es elástica y se adapta a la forma del cuello.

 

Su funda es de un material sintético que se asemeja al algodón, por lo que es bastante agradable al tacto y evita rozaduras molestas. Es posible ajustarla de distintas formas, como doblándola sobre sí misma para usarla a un solo lado del cuello.

 

 

 

Lo mejor
  • No aprieta nada y es cómoda para repostar la cabeza.
  • Su tacto es muy suave y agradable.
Lo peor
  • Ocupa bastante espacio.
  • No permite graduar su consistencia.

 

 

 

Maverick almohada de viaje cervical viscoelástica

Esta almohada tiene un diseño completamente innovador, no se parece a nada que hayamos visto en esta lista. Está fabricada en espuma viscoelástica y su principal finalidad, es hacer que la cabeza quede alta y estable.

 

Su diseño elimina mucho tamaño, pero gana en calidad. Gracias a su espuma, se adapta al cuello y proporciona el soporte necesario. Su funda es suave y aireada, por lo que no da calor. Pero a su vez, protege la garganta de los inclementes aires acondicionados de los aviones.

Para usarse, debe extenderse (es muy parecida a una bufanda) y enrollarse alrededor del cuello. Debe dejarse la parte más sólida hacia el lado al que prefieras recostar la cabeza.

 

 

Lo mejor
  • Se puede llevar perfectamente en el equipaje de mano.
  • Puedes dormir en cualquier postura.
  • Muy agradable al tacto con la piel.
Lo peor
  • Puede dar sensación de ahogo al rodear completamente el cuello.

 

 

 

Purefly almohada de viaje con soporte de cuello inflable

Este es un modelo más tradicional, pero no por eso menos efectivo. Se trata de una almohada hinchable con funda lavable de terciopelo. Para inflarla, sólo necesitas apretar un botón; nada de soplar.

 

Es lo suficientemente ancha como para que proporcione el apoyo necesario. Además, viene con una pequeña bolsa en la que guardarse. Sólo desínflala y dóblala.

 

 

 

Lo mejor
  • Tacto sedoso y el apoyo superior lo hace realmente cómodo.
Lo peor
  • La posición en la que están los asientos de clase turista provocan que el cuello quede en una posición forzada.

 

 

 

PON almohada de viaje viscoelástica de espuma de memoria

La almohada PON de viaje está hecha en espuma de memoria que se adapta a la forma de tu cuello, hombros y cabeza. Es bastante gruesa, por lo que tendrás el soporte ideal.

 

Su funda, completamente extraíble y lavable, está hecha de tela de lycra, que es transpirable y fresca. El paquete incluye tapones para los oídos y un antifaz para dormir.

 

 

 

 

 

Lo mejor
  • Tiene un tacto muy suave y tiene dos tejidos diferentes, uno de pelito suave y otro de malla.
  • Dos caras con diferente forma para adaptarlo al cuello.
Lo peor
  • Demasiado grueso en la parte posterior.

 

 

 

Aidodo almohada de viaje de espuma

Una almohada terapéutica ideal para dormir en el avión. La funda de este cojín está hecha de una mezcla entre poliéster y terciopelo. Es lavable y transpirable y funciona en cualquier clima: No sofoca, pero mantiene a salvo del aire acondicionado.

 

Está hecha de espuma de memoria con un soporte extra en la parte trasera, especial para que la cabeza no se vaya hacia atrás. También viene con mascarilla para los ojos y un par de tapones para los oídos.

 

 

 

Lo mejor
  • Funda que esta unida a la almohada para evitar que se pierda.
  • En los extremos, la almohada cuenta con un sistema de click de botón que permite que podamos ajustarla completamente al cuello.
Lo peor
  • Demasiado duro y por la forma que tiene aprieta y fuerza la cabeza hacia delante.

 

 

 

Guía completa de compra de almohadas de viajes

De acuerdo, ahora te voy a explicar cómo elegir la almohada de viajes ideal para ti. Cuando termines, ya sabrás exactamente qué buscar según tus necesidades.

Formatos

Los cojines cervicales de viaje vienen en distintos formatos. Como dijimos antes, todos tienen la misma función: Que no se te mueva la cabeza al dormir durante el viaje, pero los diseños son muy variables.

Almohadas de viajes inflables

En primer lugar, tenemos las almohadas de viaje inflables. Estos modelos tienen varias ventajas. Por ejemplo, son muy fáciles de transportar, ya que (desinfladas) no ocupan prácticamente nada de espacio. Muchos incluso traen un pequeño bolso en el que guardarlos cuando no se esté viajando.

No obstante, las almohadas hinchables de viaje tienen algunos inconvenientes. El principal es que la mayoría de los modelos no son lo suficientemente largos y anchos como para sostener bien la cabeza. Esto puede traer dolores cervicales. Otro problema es que se pueden pinchar y estropearse. Y bueno… tendrías que inflar el cojín cada vez.

Almohadas de viajes con relleno de espuma

El modelo relleno de espuma es considerablemente más cómodo que el inflable. Esto se debe a que proporciona un soporte más estable en la nuca y a los lados de la cabeza. Podrías dormir perfectamente con una almohada de viaje rellena de espuma.

Pero también, tiene un par de defectos. Primero, estas almohadas son demasiado voluminosas, lo que hace difícil meterlas en una maleta. El segundo es que no se pueden abrir para limpiarlas correctamente, lo que puede hacer que se ensucien bastante.

Almohadas de viajes con relleno de bolitas de poliestireno

Estos modelos, sí son lo suficientemente gruesos, pueden ser bastante cómodos. Pero si tuvieras uno en tus manos, te darías cuenta de la poca estabilidad que dan.

Además, seguramente que no durarán demasiado, puesto que las bolitas de poliestireno se aplastan y se “vencen” con el uso. A pesar de eso, son muy baratos, por lo que quizás sea lo que más te convenga.

Almohadas de viaje viscoelásticas o de espuma con memoria

Esta es, sin duda alguna, la opción más cómoda entre las almohadas de viaje, pero también es la más cara. Están rellenas de una especie de espuma que, debido a su densidad, proporciona la estabilidad necesaria y se adapta a cualquier anatomía. Por esta razón, también se llaman almohadas cervicales.

La espuma viscoelástica no se aplasta con el uso, ya que si se le quita el peso, volverá a su forma original. Esto hace que estas almohadas sean perfectas para llevar en una maleta, donde pueden compactarse hasta que no ocupen casi espacio.

Almohadas de viaje de cuerpo completo

Si la comodidad es tu prioridad, entonces necesitas una almohada de viaje de cuerpo completo. Estas almohadas están especialmente diseñadas para que puedas apoyar todo el torso.

Tiene forma de chaleco y se usan como tal. Aunque, por razones ergonómicas, la mayoría de estos modelos son inflables. Sin embargo, son bastante cómodas en comparación con las almohadas inflables que sólo ocupan el cuello.

Materiales

Ya vimos los modelos de almohadas de viajes según su forma y relleno. Ahora, veamos los modelos según el material con el que están recubiertos. Presta atención.

Plástico

Este material se ve siempre en las almohadas hinchables. Es posible conseguir algunos que tienen un recubrimiento de gamuza pero, esencialmente, el forro es plástico. Aparte de las alergias que puedan causar, también suelen desprender un intenso olor a hule. Si eso te molesta, entonces este no es tu material.

Gamuza

La mayoría de almohadas de viajes del mercado, estarán forradas en gamuza. Este material da bastante comodidad y frescor. Además, no será demasiado molesto al roce con la piel.

Nylon

Las fundas de nylon pueden encontrarse en las almohadas con relleno de poliestireno. El nylon es bastante fresco y ayuda a la ventilación. A veces, lo peor durante un viaje, puede ser el calor y la sensación de sofoque. Con este material, estarás a salvo de eso.

Telas

En esta categoría, incluimos todas las variaciones de telas no sintéticas. Son bastante diversas, tanto en comodidad, como en apariencia y precio. En este caso, la elección de la tela ideal dependerá de tus preferencias personales.

Cuidados, limpieza y transporte de las almohadas de viajes

No hay mucho que decir respecto al cuidado de las almohadas de viajes. Casi todas se pueden lavar tranquilamente en una lavadora o a mano. Pero a lo que hay que prestar más atención, es al secado.

Todos los modelos con rellenos sólidos tienen el problema de que son difíciles de secar, sobre todo los de espuma. Nuestra recomendación es que primero metas la almohada en la secadora. Después, exprímela con fuerza hasta que ya no gotee nada. Por último, deberías dejarla al sol hasta que no quede ni rastro de humedad.

Atención
No la dejes junto al radiador. Ese antiguo truco no funcionará en este caso. Resulta que la espuma es un lugar muy llamativo para hongos, por lo que el calor y la humedad sólo pueden atraerlos más.

El transporte es bastante simple. Los modelos inflables tienen la facilidad de que, si se les saca el aire, pueden doblarse hasta ocupar un espacio mínimo. Sólo debes tener cuidado de no guardarla junto a objetos punzantes. Son las típicas almohadas de avion que verás en tus viajes.

El resto de modelos pueden ser compactados hasta que quepan en una maleta o un bolso. Debemos decir que esto será particularmente difícil con las almohadas de viaje rellenas de poliestireno.

¿Cómo utilizar las almohadas de viaje?

¡Pero si es tan fácil! Pues la verdad es que hay algunos trucos para aprovechar al máximo una almohada de viajes. En la lista a continuación te explicaremos la mejor forma de utilizar almohadas de viajes.

  1. Antes de comprarla, pruébatela. Como casi todas vienen en talla única, quizás simplemente necesites otro modelo. Lo ideal es que tu cabeza no se mueva a los lados o hacia atrás cuando la dejas caer. Asegúrate de que las costuras no representen una molestia.
  2. Si la almohada es hinchable, entonces destapa la válvula e ínflala soplando por ella hasta que quede bien tensa. Si es autoinflable, sólo tendrás que destapar la válvula o presionar un botón y esperar hasta que se infle por completo.
  3. Si el material es molesto, puedes recubrirlo con una franela o una tela suave. Esto incrementará considerablemente la comodidad con que dormirás. Es posible comprar una funda removible para la almohada, pero debes asegurarte de que sea del tamaño correcto.
  4. Ponte la almohada alrededor del cuello, con la parte abierta hacia adelante. No obstante, puedes ponerla como más cómodo te sientas. Prueba ponerla al revés, o incluso, encajada en un hombro. Así recostarías tu cabeza hacia un lado de tu preferencia.
  5. Algunas almohadas de viajes tienen un broche o cierre que une las secciones abiertas. Ciérralo para conseguir más estabilidad.
  6. Si la almohada no proporciona el suficiente apoyo en la nuca, entonces puede que la solución sea reclinar un poco el asiento.

 

Deja un comentario